Guía sobre mandos a distancia y transponders para coches

mandos a distancias y transponders

Los cerrajeros reciben con frecuencia preguntas sobre mandos a distancias y transponders de los coches. Los propietarios suelen ignorar completamente estos accesorios, hasta que por alguna razón los extravían o necesitan hacer un duplicado.

Estoy seguro de que, si esto te ocurriera hoy, naturalmente te dirigirías al lugar donde compraste el coche. Pero casi siempre significará pagar grandes cantidades de dinero por obtener una copia, sin contar el tiempo que te tomará recibirla.

¿Qué hay dentro de un transponder y un mando a distancia? ¿Por qué son tan costosos los duplicados de estos sistemas? ¿Cuál es la diferencia entre un transponder y un mando a distancia? Todas estas preguntas encontrarán respuesta en esta guía.

¿Qué es un transponder de coche?

Los transponder, o llaves transpondedoras son llaves de encendido de automóviles con circuitos emisores de señales incorporados en su interior. Estos circuitos electrónicos integrados en el transponder son la razón por la que reciben otro de sus nombres; llaves con chip.

Cuando se gira la llave en el cilindro de encendido, el ordenador del coche transmite una señal de radio al circuito transpondedor. El circuito responderá al código recibido. Si el circuito no responde o si el código es incorrecto, el motor no arrancará.

¿Necesitas cerrajeros de confianza?

En SEGURITEK podemos ayudarte, ¡somos expertos!

Atendemos en Barcelona

El chip incluido en la llave se alimenta pasivamente de la señal que recibe del propio coche, pues no tiene batería. Este tipo de dispositivos se conocen como chips RFID (identificación por radiofrecuencia). Son similares a los que se usan para identificar mascotas.

Muchos autos se inmovilizan y no permitirán el arranque durante unos minutos si la llave equivocada es usada por un ladrón. Por eso las llaves con chip son populares en los coches modernos y ayudan a disminuir el robo de coches.

Las llaves con chip protegen con éxito a los coches de los robos de dos maneras. En primer lugar, haciendo inútil forzar el cilindro de ignición, y en segundo lugar dificultando la duplicación de las llaves.

¿Cómo saber si mi coche tiene una llave transponder?

Muchas personas que tienen llaves transpondedoras no se dan cuenta de que sus llaves esconden electrónica, porque el circuito está oculto dentro de la cabeza de plástico. El mango de llave oculta el chip completamente.

La mayoría de los automóviles fabricados en los últimos 20 años tienen llaves transpondedoras como parte de sus medidas de seguridad antirrobo. Normalmente cada llave es única, no solo por el perfil de la misma, sino por el código integrado en el chip RFID.

De este modo se puede garantizar que, incluso si el ladrón tiene una copia exacta de la llave física, no podrá encender el coche.

¡Ofrecemos los mejores servicios de cerrajería!

Visita nuestra tienda física

En SEGURITEK contamos con gran variedad de modelos y marcas

Si la llave de tu coche tiene una cabeza voluminosa y se trata de un auto relativamente moderno, es casi seguro que tu llave sea de chip, y que se trate efectivamente de una llave transpondedora.

¿Cuál es la diferencia entre un transponder y un mando a distancia?

Algunos autos modernos incorporan un mando a distancia completo en el mango. Se pueden distinguir muy bien de las llaves transpondedoras normales porque poseen varios botones en lugar una superficie lisa.

La diferencia básica con respecto a un transponder es que se pueden desbloquear las puertas del vehículo sin utilizar la propia llave física y desde lejos. Por esta razón estos mandos a distancia si poseen baterías, que deben ser reemplazadas con cierta frecuencia.

Los mandos a distancia también pueden ser en forma de llavero, separados de la llave. Dependiendo del sistema de seguridad específico del coche, es posible que ambas cosas (mando a distancia y llave transpondedora) deban funcionar para poner en marcha el motor.

Sistemas keyless, un híbrido entre ambas tecnologías

Los fabricantes han estado bastante ocupados añadiendo comodidad de uso a las llaves y mandos a distancia. Una solución interesante son los sistemas keyless, un tipo de híbrido entre un mando a distancia y un transponder.

Como su nombre lo indica estos sistemas prescinden completamente de la llave física(keyless significa ‘sin llave’ en inglés). Solo hace faltar portar la llave en el bolsillo, para que el coche reconozca al propietario y permita la apertura y el encendido, esto último con tocar solo un botón.

Los coches de gama alta, que son el objetivo favorito de los ladrones, fueron los primeros en recibir estos sistemas keyless. Pero poco a poco han comenzado a verse en gamas inferiores, y falta muy poco para que los encontremos en autos económicos que aún utilizan llaves físicas.

Lamentablemente no todo son ventajas con estos sistemas. Muchos fabricantes han visto vulnerados estos sistemas, permitiendo a los ladrones captar el código de comunicación y utilizarlo para abrir y arrancar el coche limpiamente.

A modo de comparación, los mandos a distancia funcionan a muchos metros lejos del coche, los sistemas keyless solo funcionan desde menos de un metro. Finalmente, las llaves transpondedoras solo funcionan si están a menos de un centímetro del encendido.

¿Son seguros estos sistemas de entrada y encendido de coches?

Comencemos con las llaves con chip. El transponder ayuda a disuadir y prevenir el robo de automóviles al hacer ineficaz el romper o manipular el encendido, que era algo bastante común en las décadas de 1980 y 1990.

Mientras que una llave de encendido tradicional sólo tiene unas pocas combinaciones, la identificación digital de una llave transpondedora es prácticamente única. Esto vuelve imposible e inútil crear duplicados sin tener equipo especializado.

Por otra parte, los mandos a distancia se integran completamente con el sistema electrónico del vehículo. Algunos modelos incluso pueden comunicarse bidireccionalmente, permitiendo saber si alguien ha intentado entrar sin autorización.

Pero la desventaja principal es que su gran alcance permite explotar debilidades en la comunicación. De esta forma un ladrón puede, manteniéndose a una distancia segura, obtener la información necesaria para duplicar algunos de los modelos menos seguros.

Finalmente, los sistemas keyless representan el siguiente desafío. Al ser una tecnología mucho más reciente han sido el blanco de muchos ataques exitosos en los últimos años. Pero no es descabellado confiar en que la madurez de la tecnología los haga más resistentes a los ladrones.

¿Por qué es tan costoso el reemplazo o duplicación de estos sistemas?

Esta es probablemente la segunda pregunta más común que se les hace a los cerrajeros automotrices. Conseguir un reemplazo de una llave con chip o un mando a distancia, directamente con el fabricante, puede costar cientos de euros.

Los concesionarios de automóviles suelen cobrar mucho más de lo que los propietarios esperan pagar por una nueva llave o mando. En busca de opciones más económicas terminan consultando con un cerrajero automotriz.

Las razones son variadas. En primer lugar, la llave física tiene un costo relativamente bajo, pero la electrónica que llevan integrada es especializada. Esto significa que será muy caro y difícil para cualquier particular hacerse con lo necesario para duplicarla.

Además, la programación de la llave requiere un equipo y conocimientos especiales. En cierta forma deberíamos agradecer que sean difíciles de copiar, pues es precisamente la razón por la que pueden considerarse opciones seguras.

error: Content is protected !!