Guía seleccionar el mejor escudo de seguridad

guía para comprar escudos de seguridad para cerraduras

Instalar puertas de seguridad en nuestros hogares es una de las decisiones que más tranquilidad proporciona a propietarios de viviendas y comercios, y a sus familias. Sin embargo, tener una buena puerta con una cerradura segura puede no ser suficiente. Por eficaz que pueda parecer un sistema, es poco probable que sea infalible.

Una de las debilidades más comunes son los ataques a la propia cerradura y al bombín que la opera. La extracción, la perforación y el impressioning son algunos ataques que cualquier cerradura puede sufrir durante su vida útil.

Para limitar el impacto de estos ataques existe una medida muy efectiva que muchos fabricantes y propietarios están implementando; la instalación de un escudo de seguridad. Este accesorio podría ser todo lo que necesita tu puerta para ser segura y a prueba de robos.

Pero, ¿Cuál tipo de protector debes instalar? ¿Son todos iguales? Averigüémoslo juntos.

¿Necesitas ayuda con tus escudos de seguridad?

En SEGURITEK podemos ayudarte, ¡somos expertos!

Atendemos en Barcelona

¿Qué es el escudo de seguridad?

Un escudo de seguridad para puertas blindadas es un bloque, usualmente monolítico, construido en acero templado de alta dureza y que se instala sobre la cara exterior del bombín de una cerradura.

Los escudos se utilizan para proteger a los bombines de ataques que comprometen la integridad del mismo. Además, pueden proteger al bombín y a la cerradura, del vandalismo y de otras formas de agresión que limitan o impiden su funcionalidad.

Un buen escudo debe ser capaz de resistir los ataques directos, como el fresado, la perforación o el uso de tubos como palanca para romper el bombín. También debe representar una capa más de protección contra los ataques de habilidad, como el “picking” o ganzuado y el impressioning.

¿Por qué instalar un escudo en puertas de seguridad?

Existen dos tipos de técnicas de intrusión utilizadas por ladrones para forzar los sistemas de bloqueo de nuestras puertas. Los de tipo no invasivo (o de habilidad) implican el manejo de herramientas especiales, como las ganzúas y las llaves de bumping.

Los de naturaleza destructiva son aquellos que dejan signos evidentes de la intrusión, y comprenden todos los métodos donde la puerta, la cerradura y el bombín pierden funcionalidad. Un escudo permite corregir los puntos débiles que permiten o facilitan ambos tipos de ataque.

Esto se logra mediante el uso de materiales muy resistentes a la perforación, pero también con una construcción pensada para inhabilitar o dificultar el uso de herramientas. Sin un punto de apoyo firme, muchos ataques simplemente no tendrán éxito.

¡Ofrecemos los mejores servicios de cerrajería!

Visita nuestra tienda física

En SEGURITEK contamos con gran variedad de modelos y marcas

Estas son algunas de las razones para instalar un escudo de seguridad:

  • Se puede instalar sobre cerraduras y cilindros de cualquier nivel de seguridad, corrigiendo los puntos débiles tanto de la cerradura como del cilindro.
  • Es una solución económica. No es necesario reemplazar la cerradura existente ni el bombín, por lo que se recomienda en caso de presupuestos limitados.
  • Está montado sobre la puerta y desde el interior. Puede ocultar la marca y el modelo del bombín, proporcionando un poco de “seguridad por oscuridad”, lo que puede ser positivo contra ataques de habilidad.
  • Están disponibles en muchos acabados, y no afectan la estética exterior de la puerta. En cambio, puede permitir utilizar cilindros con acabados diferentes, que estarán cubiertos por un escudo a juego con los demás accesorios.

Tipos de escudos de seguridad

Al igual que las cerraduras y cilindros para puertas de seguridad, el escudo también puede ser de varios tipos. Cada uno tiene sus propias compatibilidades, aplicaciones y particularidades.

Los mejores escudos ofrecen protección contra la extracción, el fresado y el taladrado. Veamos los tipos más comunes de escudos de seguridad.

Escudo magnético

Un escudo magnético ofrece una protección completa del cilindro, al ocultarlo completamente detrás de una roseta reforzada. Esto convierte a la cerradura en una de dos pasos, donde primero es necesario retirar el escudo antes de utilizar la llave tradicional.

Las llaves para escudos magnéticos son magnéticas, y por tanto no son susceptibles al desgaste de una llave tradicional. Esto también deja menos puntos débiles en el exterior, que se presenta como una superficie lisa y sin agujeros.

Ocultar completamente el cilindro y la bocallave hace que cualquier intruso no sepa que esperar, incluso si logra vencer al propio escudo.

Escudos antivandálicos acorazados

El último avance en cuanto escudos de protección de bombines. Al igual que el tipo magnético se trata una placa de acero que cubre completamente el cilindro y parte de la cerradura, ofreciendo protección contra ataques avanzados y contra vandalismo.

A diferencia de los escudos magnético estos utilizan llaves especiales, que se presionan contra la superficie, pero sin necesitar una bocallave. Esto permite que el escudo resista ataques por un mayor tiempo conservando su funcionalidad.

Son muy costosos y pesados, pero al ser unas cerraduras en sí mismas, puede permitir ahorrar costos en el bombín que se instala dentro de la propia puerta. El más conocido de los escudos acorazados contra vandalismo es el Geminy de la empresa alemana Drumm.

Escudos cónicos fijos

Una evolución de los primeros escudos. Al principio, los escudos tenían una forma cilíndrica que sobresalía y era fácilmente manipulable. En cambio, los escudos cónicos hacen imposible sostenerlo y forzar la protección de la cerradura, al dificultar un punto de apoyo firme.

Se trata de una pieza sólida de metal (normalmente acero endurecido) de forma cónica que se ubica sobre el bombín. Se deja una apertura para la bocallave, que puede o no estar protegida con una lenteja de acero.. La presencia de una lenteja giratoria ofrece protección contra la perforación, al girar con la broca.

Un ejemplo de escudo cónico fijo, muy extendido en el territorio español, es el que protege a los cilindros tubulares de la marca SIDESE.

Escudos acorazados giratorios

La mayoría de los escudos actuales son de este tipo. Basados en el tipo cónico fijo, estos suelen estar construidos de acero cementado con protección de acero al manganeso para la parte frontal del bombín.

Construidos en dos partes, lo cual permite ajustarlo durante la instalación, todo el cuerpo y el aro del escudo rota libremente. Esto proporciona una protección adicional contra los ataques con llaves inglesas, además de la que proporciona su propio perfil redondeado.

La bocallave se encuentra totalmente protegida por una lenteja de acero que también gira con libertad. Todo esto se encuentra sobre una estructura reforzada con elementos en carburo de tungsteno u otros materiales metálicos o cerámicos.

Los escudos acorazados más utilizados y conocidos, al menos en el mercado español, son los de la empresa italiana Disec, en sus modelos Rok y Kripton.

¿Cuál tipo de escudo de seguridad elegir?

Todo depende de las amenazas a las que tu puerta sea vulnerable. En la mayoría de los casos esto puede decidirlo el cerrajero con un solo vistazo, o incluso antes de ver la puerta.

Los escudos antivandálicos, como los Disec Magnético y los Drumm Geminy son apropiados para instalarse en puertas cuyo exterior sea accesible a cualquier persona. Esto ocurre por ejemplo con casas y edificios a ras de calle.

Al no exponer la bocallave, son inmunes a los intentos de vandalismo más comunes, como la inserción de palillos (lo cual es un anuncio de un robo inminente) o de sustancias adhesivas que dañan los delicados mecanismos internos. El Geminy es incluso resistente a balas disparadas por armas ligeras.

Para protección de puertas dentro de conjuntos cerrados, con seguridad, suele ser suficiente un escudo tradicional, sea de tipo fijo o giratorio. Consulta con tu cerrajero de confianza para una asesoría más completa.

error: Content is protected !!