Guía para proteger tus puertas exteriores del clima extremo

puerta exterior

Entre temperaturas abrasadoras en verano, la humedad constante del invierno y repentinas tormentas violentas, las puertas exteriores de nuestras casas sufren muchos abusos durante casi todo el año.

Si bien la protección de las puertas exteriores es importante durante todo el año, se vuelve aún más esencial ciertos climas extremos. Con el viento, la lluvia, el frío y el sol azotando el exterior de las puertas, hay muchas cosas que podemos hacer para ayudarlas a protegernos.

En la siguiente guía se detallarán algunas formas de proteger la puerta principal contra las inclemencias del tiempo.

¿Cómo afecta el clima de verano a la puerta principal?

Con sol intenso, temperaturas calientes y tormentas traicioneras, el clima de verano puede ser muy abusivo para tu puerta.

¿Necesitas cerrajeros de confianza?

En SEGURITEK podemos ayudarte, ¡somos expertos!

Atendemos en Barcelona

El sol brillante puede hacer que la pintura se desvanezca, se blanquee y se agriete, y las temperaturas sofocantes pueden hacer que la puerta se hinche, lo que afecta a las bisagras y cerraduras de la puerta.

Los aguaceros violentos pueden causar daños a las puertas y marcos de madera, o fomentar el crecimiento de moho y el surgimiento de la herrumbre.

Como una de las primeras impresiones que los visitantes reciben de tu casa, es fundamental que los propietarios tomen medidas para proteger la puerta principal y el resto de puertas exteriores. Hay varias maneras de mitigar los daños causados por el clima de verano.

Protegiendo su puerta del sol y del calor

Cuando elijas el acabado de tu puerta o decidas pintarla, harías bien en elegir colores más claros. Los colores oscuros suelen ser más apropiados para entornos menos soleados, y por una buena razón.

Los acabados oscuros absorben mejor la radiación solar y la convierten en calor. Este calor excesivo no solo traspasa la puerta hasta dentro de tu hogar, sino que provoca deterioros progresivos y acumulativos de los acabados externos de la puerta.

¡Ofrecemos los mejores servicios de cerrajería!

Visita nuestra tienda física

En SEGURITEK contamos con gran variedad de modelos y marcas

Una puerta de color más claro absorberá menos calor y se deteriorará menos. Los colores claros también enmascaran mejor la apariencia desteñida y blanqueada que proporciona el paso del tiempo y el sol extremo.

Hay muchas marcas de recubrimientos exteriores disponibles en el mercado, tanto para puertas de madera como de metal. Para una solución más permanente, considera reemplazar una puerta de madera por una de fibra de vidrio o de acero, que se hinchará menos con el calor del verano.

Protegiendo tu puerta de las tormentas de verano y otoño

Las tormentas de verano y los fenómenos otoñales como la “gota fría” pueden traer alta humedad, lluvias torrenciales e incluso granizo. La mejor manera de proteger tu puerta de estos elementos es crear una barrera protectora.

Puertas de tormenta

Una de las formas más efectivas para añadir protección a una puerta es instalar una puerta de tormenta. Este tipo de puertas tiene paneles intercambiables que pueden sustituirse para ofrecer protección y/o ventilación y se instalan hacia el exterior de las puertas, como una barrera.

Vienen en una variedad de estilos, incluyendo las panorámicas (totalmente en vidrio) y las ventiladas. Un especialista certificado en puertas podrá ayudarte a elegir la que mejor se adapte a sus necesidades.

Una puerta de tormenta bien instalada puede reducir o eliminar buena parte de los efectos adversos que el clima extremo tiene sobre la puerta. Además, ofrecen un aislamiento térmico y acústico extra.

Voladizos

Instalar un techo saliente o voladizo puede ser muy útil para proteger la puerta, tanto del calor como de las tormentas. Un techo pequeño sobre la parte superior de la puerta exterior redirige la lluvia, desvía el viento y protege la puerta del granizo, evitando que se dañe.

También reduce la cantidad de radiación solar que incide sobre la puerta, disminuyendo el calor y evitando que la pintura y los acabados se destruyan o deterioren.

Protegiendo tu puerta de la humedad excesiva

La humedad es uno de los problemas más desafiantes que pueden afectar la apariencia de la puerta. Los inviernos prolongados son la principal razón de preocupación para los propietarios, pero no la única.

En viviendas climatizadas con puertas metálicas, la condensación puede ocurrir en pleno verano, especialmente en el exterior de la puerta. Los cambios bruscos de humedad provocan grietas visibles en los recubrimientos que se van ensanchando en cada ciclo.

La humedad excesiva provoca que las puertas metálicas desarrollen corrosión y que las de madera se deformen y se comben. Pero si se aplica el tratamiento correcto, las puertas pueden permanecer en el mismo estado como el día en que fueron instaladas.

Las puertas de acero, aluminio y fibra de vidrio son poco susceptibles a los cambios de humedad, por lo que en algunos casos es ideal tenerlas instaladas en entornos donde esta sea un problema. Pero puedes proteger las de madera aplicando recubrimientos protectores.

Recubrimientos protectores en puertas de madera

Una puerta bien pintada durará décadas mientras esté bien mantenida. Es vital que las puertas estén imprimadas, con una capa inferior y luego una superior para asegurar que estén selladas contra la humedad.

En una puerta de madera dura, los barnices son una buena alternativa a las pinturas, aunque, como en el caso de las pinturas, deben ser mantenidas correctamente y reaplicadas cuando sea necesario.

Asegúrate de usar el tipo correcto de barniz. Por ejemplo, los productos para exteriores tendrán un grado de protección UV para evitar la decoloración de las puertas, además de ser poco permeables al agua y a la humedad.

Protegiendo tu puerta del clima costero

Las regiones costeras suelen ser húmedas, y también cálidas y soleadas. La costa también es propensa a las tormentas, por lo que una puerta debe resistir una gran variedad de climas extremos durante su vida útil.

Este es, con mucho, el entorno más hostil para cualquier puerta. La selección correcta de la puerta es el factor clave en estos casos.

Las puertas exteriores en zonas costeras no deberían ser de madera. La madera es susceptible de pudrirse y dañarse por el agua, y requiere un mantenimiento constante. Los propietarios también deben evitar las puertas de acero de las casas de playa.

A pesar de ser durable, el acero es susceptible a la oxidación, y por lo tanto las puertas de acero son vulnerables a la corrosión por el aire cargado de humedad y sal.

Las mejores puertas para estos entornos son las de fibra de vidrio. La fibra de vidrio no sólo resiste la humedad, sino también bien al sol. Además, las puertas exteriores de fibra de vidrio son casi inmunes a la oxidación. Por eso la mayoría de los barcos pequeños son de fibra de vidrio.

error: Content is protected !!