Guía para aprender a ajustar una puerta de seguridad

guia para ajustar una puerta de seguridad

¿Tu puerta de seguridad no se cierra correctamente? ¿Toca el suelo o las llaves no funcionan bien al girar? En esta guía te explicaremos todo lo que necesitas para aprender a ajustar una puerta de seguridad.

Para la mayoría de estos ajustes solo necesitarás una simple llave Allen, que son aquellas que tienen un perfil hexagonal. Ante cualquier duda te recomendamos que consultes con tu cerrajero de confianza para realizar estos ajustes.

Una puerta blindada que no cierra bien

Con el paso del tiempo, todas las puertas de seguridad tienden a ceder un poco. Aunque no lo puedas apreciar, también el marco y el edificio pueden desplazarse ligeramente con los años. El resultado es que la puerta roza contra el suelo al abrir y cerrar.

Esto ocurre con todas las puertas, pero en las puertas de seguridad (debido a su peso) el problema suele ser más grave. Levantar la puerta para que no roce contra el suelo puede ser directamente imposible.

¿Necesitas cerrajeros de confianza?

En SEGURITEK podemos ayudarte, ¡somos expertos!

Atendemos en Barcelona

Puede que notes que tu puerta se ha caído incluso cuando giras la llave y tienes dificultades para cerrarla. Esto se debe a que los bulones de la cerradura no encajan perfectamente en los agujeros del marco, lo que provoca fricción. No te preocupes, es perfectamente normal.

Si te está ocurriendo esto, prueba a pasar las llaves con la puerta abierta. Si la llave gira sin dificultad estando la puerta abierta, entonces sabes que tu puerta necesita un ajuste.

Ajuste de las bisagras de una puerta de seguridad

Ahora te explicaré cómo resolver este problema. Lo que realizaremos será un ajuste de las bisagras de la puerta. Actualmente la mayoría de las puertas de seguridad se instalan con bisagras ajustables.

Este es un procedimiento rápido que suele requerir un máximo de 15 minutos si se tiene la herramienta y la técnica apropiada. Existen tres formas de ajustar las bisagras de una puerta de seguridad, dependiendo del tipo de bisagra y del problema específico.

Ajuste de la puerta de seguridad con bisagras ajustables

La mayoría de las bisagras ajustables tienen dos formas de ajuste. El primer ajuste es lateral, lo que permite mover la hoja de la puerta hacia la derecha o la izquierda. Esto es necesario cuando la puerta está rozando solo en el borde exterior.

Para esto elige primero la bisagra de la parte superior y se descubre su lado interno, donde se une a la puerta. Dependiendo del modelo verá tres o más tornillos principales, y dos o más tornillos ocultos con una tapa que debes retirar.

¡Ofrecemos los mejores servicios de cerrajería!

Visita nuestra tienda física

En SEGURITEK contamos con gran variedad de modelos y marcas

Se aflojan los tornillos principales y luego se utilizan los tornillos ocultos para ajustar el ancho de la puerta. Si la puerta está rozando en su extremo, entonces deberías probar reducir 1 o 2 mm el ancho utilizando el ajuste de la bisagra. Repetir con la bisagra inferior de ser necesario.

En cambio, si la puerta está rozando en toda su extensión, será necesario realizar un ajuste de altura. Para esto primero se retira el embellecedor del eje, descubriendo un perno hexagonal. Será necesario primero aflojar los tornillos prisioneros.

Luego con una llave Allen apropiada se gira el perno hexagonal hacia la dirección deseada. Aflojar el perno baja la puerta, lo contrario la eleva. Esta operación debe realizarse en pequeños ajustes sucesivos en ambas bisagras. Estos pernos pueden elevar la puerta hasta 5 mm.

Ajuste de la puerta de seguridad sin bisagras ajustables

Muchas puertas de seguridad antiguas no cuentan con bisagras ajustables. Un ajuste considerable solo será posible retirando la puerta, pero siempre se pueden intentar varios ajustes pequeños utilizando el siguiente truco.

Para elevar la puerta pueden desmontarse las bisagras mientras se utilizan cuñas o palancas para mantener la puerta en su sitio. Luego se rearma la bisagra, pero colocando una o más arandelas que permitan elevar la puerta entre 1 y 2 milímetros por cada arandela.

Esta operación debe hacerse en ambas bisagras para que el peso no quede desigualmente repartido. Al final se retiran las cuñas y se verifica que el ajuste sea correcto tanto en el cerrado como en la operación de las llaves.

El ajuste lateral, en caso de no tener bisagras ajustables ni querer desmontar la puerta puede ser complicado. Algunos propietarios aprovechan la pequeña flexibilidad de la estructura de la puerta para realizar ajustes utilizando cuidadosamente palancas y su propio peso para hacerlo.

Desaconsejamos este procedimiento y le sugerimos que se ponga en contacto con un cerrajero de confianza que quizás le sugiera reemplazar las bisagras.

Junta de suelo que no cierra correctamente

Muchas puertas tienen un mecanismo de guillotina equipado con una junta de goma que permite cerrar el espacio entre la puerta y el piso. Funciona de forma totalmente automática: una vez cerrada la puerta, la junta desciende automáticamente y se apoya en el suelo.

Este dispositivo tiene varios propósitos. Garantiza una protección contra el paso de la luz, el aire y el polvo. Además, puede servir para mantener el agua de lluvia alejada de sus pisos internos. Finalmente ofrece un extra de protección acústica y térmica.

Pero muchas veces el desgaste de la goma o desajustes en el mecanismo provocan que no cierre completamente contra el piso.

Ajuste de una junta de suelo tipo guillotina

Al igual que con las bisagras, lo primero que hay que hacer es identificar cual es el problema. Primero revise el cepillo o goma que hace de junta con el suelo. Si está deteriorado o tiene aspecto desigual, busque su reemplazo e instálelo según las instrucciones del fabricante.

En todo caso el mecanismo de guillotina suele ser ajustable, tanto si es operado mecánicamente como en caso de los modelos con sistema hidráulico. Debe revisar el manual que acompaña la puerta para buscar las instrucciones específicas para su modelo.

error: Content is protected !!