Guía práctica de cerraderos eléctricos

cerradero electrico

Para cualquiera que busque modernizar sus accesos instalar un cerradero eléctrico es un paso relativamente simple. La fiabilidad y la comodidad de uso que proporciona este mecanismo es algo que en un principio se oculta detrás de su aparente sencillez.

Los cerraderos o abrepuertas eléctricos pueden utilizarse para muchos tipos de aplicaciones, como control de acceso en locales comerciales, control perimetral, así como también en escaleras y salidas de emergencia, donde su rol es vital para la seguridad de las personas.

Esta versatilidad de uso proviene de su sencilla instalación. Todo lo que requiere un cerradero eléctrico para funcionar es una puerta con su cerradura funcional. Además de ser posible instalarlos en casi cualquier tipo de marco de madera, de aluminio o los marcos metálicos huecos.

En esta guía práctica profundizaremos en el funcionamiento y uso de los cerraderos eléctricos. Esto servirá como una introducción en el tema de estos útiles e interesantes accesorios para nuestras puertas.

¿Necesitas cerrajeros de confianza?

En SEGURITEK podemos ayudarte, ¡somos expertos!

Atendemos en Barcelona

¿Qué es un cerradero eléctrico?

Los cerraderos eléctricos son conocidos por varios nombres, como abrepuertas eléctricos o pestillo eléctrico. En todo caso se tratan de dispositivos electromecánicos que permiten el desbloqueo a distancia de una puerta, y que complementan a una cerradura convencional.

Este tipo de dispositivos se instalan como un accesorio, dado que nunca son el único medio para bloquear la puerta. Se trata de un añadido para aumentar la comodidad de uso, implementar control de acceso o incrementar la seguridad de la puerta.

Estos cerraderos eléctricos son similares a los tradicionales, ya que tienen como función bloquear el pestillo de la puerta contra el marco. La principal diferencia es que funcionan con electricidad, por lo que pueden desbloquearse fácilmente a distancia.

La apertura de la puerta no se realiza por retracción del pestillo, como lo haría una llave en la cerradura. En su lugar la electricidad, convertida en magnetismo por una bobina, activa un solenoide conectado a una pieza basculante en el marco de la puerta.

Este basculante es el que retiene el resbalón o el pestillo de la puerta, que la mantiene cerrada. De este modo se puede controlar la apertura de la puerta con un simple interruptor eléctrico o pulsador.

¡Ofrecemos los mejores servicios de cerrajería!

Visita nuestra tienda física

En SEGURITEK contamos con gran variedad de modelos y marcas

Instalación de un cerradero eléctrico

Se pueden encontrar cerraderos eléctricos que se adaptan a prácticamente cualquier marco y que pueden sustituir de forma directa a un cerradero tradicional, incluso con la misma tornillería.

Si se tiene suerte la sustitución puede hacerse en pocos minutos. Aunque es más común que tenga que hacerse un poco más de espacio en el marco para permitir acomodar el cerradero y también los cables de alimentación eléctrica.

Del cerradero eléctrico parten dos conductores eléctricos que normalmente se pasan a través del marco hasta una canaleta o tubería eléctrica apropiada. La alimentación eléctrica de un cerradero también requiere un transformador y un rectificador, para los modelos de corriente continua.

Corriente Continua (DC) vs. Corriente Alterna (AC)

La principal distinción que se puede hacer al elegir o adquirir un cerradero eléctrico es si usará corriente alterna (AC) o corriente continua (DC). Los dos tipos no son intercambiables, por lo que conocer la diferencia es muy importante.

La diferencia más importante entre los dos se observa (o mejor dicho se escucha) cuando el cerradero está en posición abierta.

En los cerraderos eléctricos AC se escuchará un zumbido mientras que los cerraderos eléctricos DC estarán en silencio. El zumbido es provocado precisamente por la oscilación del voltaje. 

Si un cerradero DC se alimenta con una fuente AC podrían ocurrir varios problemas. Algo típico en estos casos es que el basculante no se abra correctamente, como si no tuviera suficiente energía para abrirse.

Por el contrario, usar un cerradero CA con una fuente de alimentación DC podría parecer algo que funciona al principio, pero no durará. Las bobinas de los cerraderos AC suelen tener menor resistencia, por lo que circula por ellos mayor corriente, lo que implicará mucho calor.

Si la acumulación de calor no se disipa lo suficientemente rápido, esto podría causar el fallo de la bobina y del solenoide asociado. Para evitar cualquier fallo en el sistema, asegúrate de saber qué tipo de corriente necesitas y adquirir los accesorios apropiados.

En algunos casos, los fabricantes han creado cerraderos que pueden funcionar correctamente en AC y en DC, para una mejor compatibilidad. Estas unidades son de lejos, más flexibles, pero también más caras.

Modos de funcionamiento de un cerradero eléctrico

A pesar de ser un dispositivo sencillo, los fabricantes han ideado una gran variedad de modos de funcionamiento para adaptarse a los requerimientos de varios tipos de clientes. Acá veremos lo más importantes.

Estándar (fail-secure) vs. Invertido (fail-safe)

Uno de los aspectos más interesantes de un cerradero eléctrico es que puede cambiar radicalmente su forma de funcionamiento, dependiendo de cómo necesites que se comporte cuando recibe alimentación eléctrica.

Un cerradero eléctrico estándar está bloqueado cuando no recibe alimentación eléctrica, y se abre al recibirla. Esto se conoce como fail-secure, porque la puerta queda cerrada en caso de un corte de la electricidad.

Por el contrario, si se configura con un modo de operación invertido, el cerradero permanece abierto hasta que recibe alimentación eléctrica. Como en caso de un corte eléctrico la puerta queda abierta, se le conoce como a prueba de fallos o fail-safe.

Sin importar el modo de configuración del cerradero, la puerta siempre puede abrirse en cualquier momento utilizando la cerradura instalada sobre la puerta.

La versatilidad de los cerraderos eléctricos la hace ideal para instalar en casi cualquier puerta, para prácticamente cualquier aplicación. Es simple de instalar, robusto y puede funcionar como una ruta de salida de emergencia si se cablea en modo invertido o fail-safe.

Modos automáticos de funcionamiento

Muchos cerraderos eléctricos modernos incorporan modos avanzados de funcionamiento, que incluyen temporizadores y otros automatismos.

Los modos automáticos temporizados permiten mantener la puerta abierta o cerrada durante un tiempo determinado. La duración de este tiempo es proporcional a la pulsación que se haga del interruptor, usualmente 10 veces el tiempo de pulsación hasta un máximo de 30 segundos a un minuto.

Otros modos automáticos permiten mantener la puerta abierta hasta que se utilice. Solo luego de producirse el acceso, la puerta se bloqueará.

Los cerraderos eléctricos también pueden incorporar sensores que permiten determinar y comunicar el estado de la puerta. Esto facilita su integración en sistemas de alarma o de control de acceso.

error: Content is protected !!