Guía para lubricar correctamente tus cerraduras

Guía para lubricar correctamente tus cerraduras

¿Estás consciente de la importancia de hacerle mantenimiento a una cerradura? Todas estas labores se hacen en función de que este y otros dispositivos funcionen correctamente, ya que la lubricación con la que vienen desde el principio suele desgastarse con el tiempo.

La falta de lubricación incide negativamente en la duración de la cerradura, que en promedio dura cerca de los siete años. Una forma de incrementar la vida útil de las cerraduras se logra no solamente por medio de la lubricación sino de la limpieza regular.

Si bien es cierto que estas labores pueden ser realizadas por parte de un cerrajero, también las puedes realizar tú mismo, especialmente si tienes tiempo, pero careces del presupuesto necesario. En todo caso, estas tareas no está demás aprenderlas.

Por esta razón te mostramos cómo debes proceder al momento de lubricar las cerraduras de tus puertas, además de algunos pasos que debes seguir antes de lubricarlas.

¿Necesitas ayuda con tus puertas y cerraduras?

En SEGURITEK podemos ayudarte, ¡somos expertos!

Atendemos en Barcelona

Preparándote para el mantenimiento tradicional

  • Reúne todas las herramientas y sustancias que vayas a utilizar para realizar este tipo de mantenimiento, tales como destornilladores, trapos, aire comprimido, limpiadores multiusos, sprays de grafito, aceites, entre otros elementos.
  • Si tienes dudas de cómo emplear cualquiera de las herramientas, siempre puedes preguntar a un cerrajero de confianza.
  • Extrae todo el polvo que consigas en el ojo de la cerradura. Utiliza una lata de aire comprimido o en su defecto, un compresor de aire que te ayude a soplar todo el polvo que tenga la cerradura.
  • Apunta hacia el ojo de la cerradura con la boquilla de pulverización, y luego pulsa el botón de presión a fin de expulsar el aire, que se propagará dentro del mecanismo de la cerradura.
  • Para rociar el bombín de la cerradura, utiliza un limpiador en spray, siendo el más popular el WD-40 para limpiar. Para obtener mejores resultados, es indispensable que rocíes de forma directa en el ojo de la cerradura.
  • Una forma de evitar la acumulación del polvo en el interior de la cerradura, es con la aplicación de un lubricante seco. Te recomendamos que uses el lubricante seco 3 en 1, dentro del ojo de la cerradura.
  • Introduce la llave y muévela ligeramente para que el lubricante se difunda en todos los espacios pequeños de la cerradura.
  • En caso de que tengas apuros y solo necesites que la cerradura se destrabe rápidamente, usa WD-40. Rocía esta sustancia dentro del ojo de la cerradura. Introduce la llave y muévela, además de abrir y cerrar el dispositivo para que el lubricante penetre.
  • Considera que el uso del lubricante va a atraer partículas de polvo, lo cual en el mediano o largo plazo producirá trabas en la cerradura. Echa mano de esta solución para efectos temporales.

¡Ofrecemos los mejores servicios de cerrajería!

Visita nuestra tienda física

En SEGURITEK contamos con gran variedad de modelos y marcas

Para realizar una limpieza profunda

  • Quita los tornillos que hacen posible la sujeción de la puerta. Luego retira los dos tornillos que se colocan debajo de la perilla y luego los tornillos que sostienen la placa del frente en el costado de la puerta.
  • Extrae la manilla de la cerradura además de la placa frontal de la puerta. Ubica todos los componentes en un cartón o en una caja para que no los pierdas de vista.
  • Utiliza el mismo limpiador en aerosol WD-40 para limpiar cada una de las partes del dispositivo. Limpia cualquier partícula de mugre que se encuentre dentro del pomo de la puerta, el bombín, la placa de frente y demás componentes.
  • Retira cualquier exceso de limpiador presente en la cerradura. En caso de que la mugre se chorree por fuera de la cerradura, ten a la mano un trapo para limpiar toda la suciedad. Asegúrate de limpiar correctamente el ojo de la cerradura y otros componentes móviles.
  • Cerciórate que cada componente de la cerradura esté seco. A continuación, imprégnalos de lubricante de grafito, siguiendo el mismo paso para el ojo de la cerradura, el bombín y todas las partes que se mueven dentro de la cerradura.
  • El papel fundamental del lubricante de grafito es minimizar la necesidad de realizarles a las cerraduras mantenimiento periódico, por lo que este es un elemento que no puede faltar en tu hogar, oficina o negocio.
  • Coloca la placa frontal y el pestillo en el costado de la puerta. Ubica la manilla exterior de la puerta y luego la manilla interior. Instala la placa frontal en su sitio correspondiente ajustando fuertemente los tornillos.
  • Finalmente gira la manilla de la puerta para verificar que todo funciona sin ningún tipo de problemas.

Lubricando cerraduras superpuestas y candados

  • Añade pocas gotas de aceite dentro del interior de la cerradura, y a continuación coloca una gota de aceite a la base de la manilla y otra al resbalón. También agrega unas cuantas gotas de lubricante al pasador que desliza.
  • Utiliza lubricante seco para la parte externa de la cerradura, lo que frena que se acumule polvo o suciedad dentro del dispositivo. Añade algo de polvo de grafito dentro del ojo de la cerradura.
  • Luego introduce la llave y gírala continuadas veces a fin de dispersar el grafito en todos los mecanismos de la cerradura.
  • Agrega una cantidad pequeña de lubricante de grafito dentro del bombín del candado. Introduce la llave y sacúdela para distribuir el grafito a través de todo el cilindro. Finalmente coloca aceite en el grillete, cerrando el candado.
  • Es importante que el limpiador WD-40 no se impregne excesivamente o como sustituto de los lubricantes que suelen usar en cerrajería. Es idóneo para limpiar, pero suele acumular suciedad si se utiliza en exceso.

Ten presente revisar todos los componentes que integran la cerradura, especialmente si decides limpiarla a profundidad.

error: Content is protected !!