Guía para elegir y comprar la mejor caja fuerte

guía-para-elegir-y-comprar-caja-fuerte

Siempre que se eligen correctamente, las cajas fuertes son de esas cosas que se compran una sola vez en la vida. Las cajas fuertes no pasan de moda, apenas requieren mantenimiento, no se dañan con frecuencia, y siguen funcionando perfectamente décadas después.

A pesar de su longevidad hay muchos factores que influyen en cuál caja fuerte es la adecuada para el propósito que le darás. Como no es una decisión para dejarla al azar, o a la habilidad en ventas de un “asesor”, es mejor convertirse en un consumidor informado.

Quizás sea mejor comenzar con esta lista de 6 preguntas. Una vez tengas en mente las respuestas, estarás preparado para tomar una decisión informada y consciente. Esa nueva caja fuerte, además de durar muchos años, será una de las mejores decisiones de tu vida. 

¿Cuál será el contenido de la caja fuerte?

Los objetos que vas a guardar determinan el nivel de protección necesario. Puede determinar si solo requieres mantenerlos a salvo del robo, o también del riesgo de dañarse en un incendio (como con documentos importantes, dinero en efectivo y aparatos electrónicos).

¿Necesitas ayuda con tus cajas fuertes?

En SEGURITEK podemos ayudarte, ¡somos expertos!

Atendemos en Barcelona

Las certificaciones de protección contra incendios suelen tomar como referencia un contenido hecho de papel. Una caja fuerte con clasificación de 60 minutos, el mínimo recomendable, puede soportar altas temperatura fuera mientras mantiene seguro su contenido hasta por una hora.

Los soportes informáticos, como discos duros y unidades flash USB, son mucho más sensibles al calor que el papel. Esto requerirá una certificación superior contra incendios.

Si en tu caja fuerte solo guardarás algo de efectivo para la caja chica, quizás unas joyas, o las llaves del coche, probablemente no necesitas una protección contra incendios. De esta forma puedes ahorrarte un dinero que puedes utilizar para aumentar la protección contra el robo.

Lo que piensas gastar en una caja, se compensa en protección. Guardar 50.000 euros en una caja comprada por 30 euros en una ferretería no es, y nunca será, una buena idea. Las cajas de ferretería evitan que tu pequeño sobrino desordene tus documentos, y no mucho más.

¿Qué tamaño debe tener la caja fuerte?

Esta es una pregunta común. Mi respuesta es siempre: «Busca una caja fuerte que contenga todo lo que quieres guardar hoy, y luego compra la siguiente más grande». Una vez que tengas una caja fuerte, seguirás descubriendo cosas que querrás poner en ella.

Rápidamente verás cómo esa espaciosa caja se queda sin espacio o lucirá abarrotada. Así que no temas en comprar algo un poco más grande de lo necesario, pues tarde o temprano ese espacio extra estará ocupado.

Sobre el volumen interno, ten presente que las dimensiones externas no son una buena indicación del espacio aprovechable de almacenamiento. Las paredes y la puerta son muy gruesas, especialmente en las cajas ignífugas por el material necesario para protegerlas del calor.

¡Ofrecemos los mejores servicios de cerrajería!

Visita nuestra tienda física

En SEGURITEK contamos con gran variedad de modelos y marcas

¿Dónde instalarás la caja fuerte?

Muchos compradores se extrañan de esta pregunta. “¿Instalar? Solo la pondré en una repisa”. Es un gran error pensar que una caja fuerte, si no está instalada y asegurada a una estructura fuerte, puede ser algo más que un contenedor para que el ladrón se lleve todo más cómodamente.

Las cajas fuertes de empotrar requieren instalarse dentro de una pared o en el piso. Incluso las cajas fuertes de sobreponer requieren estar fijadas a una superficie sólida, preferiblemente una repisa de hormigón reforzado.

El anclaje de las cajas se realiza usando pernos de hasta 10 centímetros, que pueden (y deben) soportar tracciones de hasta 5 toneladas. En lugares donde no se pueda instalar sobre hormigón, se pueden usar placas de acero fijadas a la estructura del piso o la pared.

La siguiente consideración es cuán conveniente es el acceso a la caja fuerte. Si está en el garaje, debajo de un banco en un rincón oscuro, probablemente no tendrás acceso rápido a la caja fuerte.

Pronto verás como esos objetos de valor se quedan fuera de la caja fuerte, por lo inconveniente del acceso. En el caso de las cajas para domicilios los lugares más convenientes suelen ser los armarios principales de los dormitorios, con anclaje a la pared y al piso.

¿Quién podrá abrir la caja fuerte?

Saber de antemano quieren tendrás acceso a la caja fuerte te ayudará a decidir cuál es el sistema de cierre más apropiado. Las cajas fuertes modernas poseen muchos sistemas de cierre diferentes; cerraduras de combinación mecánica, llaves, pin numérico, biométricas, etc.

Si quien operará la caja es una persona de edad avanzada, la opción más sencilla son las cerraduras de combinación digital. Puede configurarse con un número que sea importante para el usuario y que no olvidará con facilidad.

Otra opción, esta vez más clásica, son las cerraduras de combinación mecánica. Este tipo de cerraduras han existido desde las primeras cajas fuertes y consisten de un dial que debe moverse alternativamente en dos sentidos hasta insertar una combinación determinada.

Este tipo de cerradura es segura y muy fiable, no hay pilas que se descarguen y los números son seleccionables por el usuario. Sin embargo, se necesita cierto grado de experiencia para marcar la combinación y acertar a la primera. Procura instalarlas en zonas con buena iluminación.

En entornos empresariales las cajas fuertes suelen tener un sistema de cierre doble. Durante el día los empleados acceden con una llave, y al final de la jornada el gerente o propietario bloqueará la caja con una combinación numérica que desactiva el acceso por la llave, hasta el otro día.

Por supuesto, hay muchas otras opciones, asegúrate de revisar cuál de ellas es la más indicada para los usuarios que tendrá la caja y también tomando en cuenta la ubicación final de la misma.

¿Necesitas alguna característica especial en la caja fuerte?

La mayoría de los fabricantes de cajas fuertes pueden equipar casi todos sus modelos con una ranura. La utilidad de esa ranura es que cualquier miembro del personal pueda asegurar dinero o documentos sin necesidad de acceder al contenido de la caja.

Esto puede usarse en cajas registradoras para evitar tener demasiado efectivo en la misma. Se les conoce también como cajas con buzón, porque también puede utilizarse para dejar sobres o depósitos nocturnos. Una vez dentro de la caja, todo estará asegurado.

Los fabricantes también disponen de opciones para añadir compartimentos con llave dentro de la caja. Esto es útil cuando una caja tiene otros usuarios ocasionales, y se desea mantener algo fuera de su alcance.

¿Con qué frecuencia abrirás la caja fuerte?

Esta es una pregunta más importante si están pensando en una caja fuerte para tu negocio. Opciones como las cerraduras con retraso de tiempo, o la auditoría de acceso, pueden ser factores importantes para inclinar tu decisión.

A nivel doméstico, la frecuencia de uso ayuda a decidir la ubicación. Una caja fuerte que sólo se abre una vez al mes estará bien en ese rincón oscuro del trastero, debajo del banco que hablamos hace un momento. Pero si la abres a diario, debe estar en un lugar accesible.

error: Content is protected !!