Guía básica sobre sensores de movimiento

guia-basica-sensores-de-movimiento

Un sensor de movimiento o detector de movimiento es una pieza clave de tu sistema de seguridad. Es el dispositivo que detecta cuando alguien está en su casa cuando no debería estar.

Si se activa un sensor, se envía una señal al panel de control del sistema de seguridad, que se conecta al centro de monitoreo, alertando de una posible amenaza en tu hogar.

La siguiente guía responderá a todas sus preguntas sobre los sensores de movimiento: los diferentes tipos, la tecnología utilizada y algunos consejos sobre la colocación adecuada de los mismos.

El rol de los sensores de movimiento en la seguridad doméstica

El propósito principal de la detección de movimiento es detectar un intruso y enviar una alerta a tu panel de control, el cual alerta al centro de monitoreo. Los sensores funcionan cuando no estás en casa, o en momentos (como la noche) en donde te encuentras en tu habitación.

¿Necesitas cerrajeros de confianza?

En SEGURITEK podemos ayudarte, ¡somos expertos!

Atendemos en Barcelona

Algunos sistemas de seguridad pueden ser programados para grabar eventos a través de una cámara de seguridad cuando se detecta movimiento.

Los sensores de movimiento hacen guardia, listos para reaccionar ante diversas situaciones, como el movimiento en tu sala de estar, la apertura o cierre de ventanas o puertas, o la rotura de una ventana.

Tipos de sensores de movimiento

Infrarrojo pasivo (PIR)

Los sensores infrarrojos pasivos son el tipo más utilizado en los sistemas de seguridad domésticos. Detectan el calor corporal que se emite en forma de energía infrarroja. Durante cierto tiempo el sensor detecta el patrón de calor en el área circundante.

Cualquier cambio brusco en este patrón de calor provocará que el sensor se active.

Microondas (MW)

Cubren un área mayor que los sensores de infrarrojos, pero son vulnerables a las interferencias eléctricas y son más costosos. Funcionan enviando pulsos de microondas y midiendo el reflejo de los objetos.

Al detectar un cambio en el reflejo, pueden detectar un objeto en movimiento. Esta tecnología es parecida al radar que se utiliza en el tráfico aéreo y en la predicción del clima.

¡Ofrecemos los mejores servicios de cerrajería!

Visita nuestra tienda física

En SEGURITEK contamos con gran variedad de modelos y marcas

Sensores de movimiento de doble tecnología

Los sensores de movimiento pueden tener características combinadas en un intento de reducir los falsos positivos. Por ejemplo, un sensor de infrarrojos pasivo (PIR) podría combinarse con un sensor de microondas.

Dado que cada uno opera en diferentes áreas del espectro, y uno es pasivo y el otro activo, los sensores de movimiento de tecnología dual no son tan propensos como otros tipos a causar falsas alarmas. Para que la alarma se active, ambos sensores tienen que dispararse.

Infrarrojos Activos

Emite rayos infrarrojos a través de un LED. Usando el reflejo de esos rayos, el sensor mide la distancia a la persona o al objeto y detecta si el objeto está dentro del área designada.

También existen sensores infrarrojos activos que utilizan emisores y receptores. Si la señal que recibe el receptor sufre un cambio brusco, significa que un objeto ha entrado en el área protegida.

Ultrasonido

Envía ondas ultrasónicas que se reflejan de forma particular en una habitación. Un cambio en el reflejo implica que un nuevo objeto se encuentra en el área protegida, activando el sensor.

Sensores infrarrojos vs. mascotas

Se puede configurar un sensor infrarrojo pasivo para ignorar a los animales de cierto tamaño. El cambio en el patrón infrarrojo está directamente relacionado tanto con la temperatura como con el volumen que ocupa un objeto, en este caso la mascota.

Sin embargo, los sensores de movimiento de doble tecnología son más resistentes a las falsas alarmas causadas por los animales. Esto es porque se requiere que se activen dos sensores de una manera determinada por el fabricante.

Casi todos los sensores pueden configurarse para ignorar un animal grande o varios animales pequeños sin activar una falsa alarma. Algunos sensores de movimiento inmunes para mascotas tienen un nivel de sensibilidad que puede ser ajustado para familias con animales muy activos.

Buenas prácticas al instalar un sensor de movimiento

Si eliges un sistema que requiere una instalación profesional, el instalador sabrá cómo configurar tus sensores. Pero también puedes elegir kits que puedes instalar tú mismo, y en dicho caso eres el responsable de la ubicación y configuración de tus sensores.

Antes de instalar los sensores de movimiento, asegúrate de leer las instrucciones de instalación, ya que es probable que incluyan recomendaciones de instalación.

Algunos sistemas también te dan indicaciones electrónicas o te permiten llamar a un representante que te guiará en el proceso de instalación. Ten en cuenta que los sensores de movimiento no son a prueba de errores, y hay casos en los que podría haber falsas alarmas.

Las falsas alarmas suelen ser causadas por fallas eléctricas, errores del usuario, picos de energía y equipo defectuoso.  También pueden ser provocadas por animales, insectos y follaje. Considera los siguientes consejos para la colocación de los sensores de movimiento:

  • Instala los sensores PIR a una distancia de 4 a 5 metros de las rejillas de calefacción, los radiadores o aquellos lugares donde brille la luz del sol directa. Un cambio rápido en el calor, incluso de una nube al pasar, puede disparar el sensor.
  • Coloca los sensores de movimiento en áreas por las que la gente tiene que pasar, como el hueco de la escalera o el pasillo principal. De esa manera, un intruso activará el sensor sin importar hacia dónde se dirija.
  • Evalúa dónde es más probable que entren los intrusos, y qué camino tomarían. Ten en cuenta que la mayoría de los sensores de movimiento pueden detectar objetos a entre 10 y 20 metros de distancia.
  • La mayoría de los ladrones entran en la casa por una puerta delantera o trasera, una puerta de patio o una puerta de garaje, así que es aconsejable colocar los sensores cerca de esas áreas.
  • Encuentra las paredes por las que un intruso caminaría, como un pasillo o un camino estrecho que conduce a una habitación. Los sensores de movimiento funcionan mejor cuando el intruso camina en paralelo al sensor, no hacia él.
error: Content is protected !!