CERRADURAS INVISIBLES

CERRADURAS INVISIBLES

De las adversidades han surgido grandes inventos en materia de seguridad. Es así como, al entender que cada cerradura expuesta al ladrón puede ser violentada tarde o temprano, salieron al mercado las cerraduras invisibles, o cerraduras sin llaves.

No son cerraduras que supongan la sustitución del sistema  principal, pero si es una solución alterna que da un efecto sorpresa ante algún intento de robo.

En Seguritek aconsejamos el uso de estas cerraduras invisibles con mando, no solo porque dan ese factor sorpresa, sino porque en verdad son útiles para mantener a los ladrones afuera.

No es mucha la variedad que se ofrece en el mercado, pero si es cierto que cada una sirve para casos específicos, que deben ser consultados con expertos en la materia.

Las cerraduras con mando a distancia e invisibles son una opción mas que recomendable para poder ocultar el mecanismo de cierre a los ladrones y evitar así, posibles manipulaciones desde el exterior impidiendo el acceso de manera muy efectiva.

Estas cerraduras son:

  • Ligeras. La más pasada llega a los 2 kg.
  • De fácil instalación. Solo debes fijarla con algunos tornillos y listo, en algunos casos funcionan con baterías y en otros con corriente alterna y un depósito en caso de falla eléctrica.
  • Se abren a distancia. Al ser invisibles, no hay manera de que se pueda usar una llave. Por lo general, se usan mandos a distancias cuyas señales están diseñadas para que no puedan ser intervenidas.
  • Económicas. Estas cerraduras no superan los 200 euros y son una muy buena opción para mejorar el nivel de seguridad en solo minutos.
  • Confiables. Algunas marcas ya han sido probadas y han demostrado su eficiencia.

Recuerda que todo ladrón juega contra el tiempo y estas cerraduras hacen que el trabajo se ralentice. El ladrón que rompa la cerradura principal y que aun así no pueda entrar, de seguro va a desistir de la acción y eso es lo que nosotros buscamos para nuestra casa.

No cabe duda, las cerraduras invisibles son el futuro de la cerrajería; un futuro que está en nuestras manos y al alcance de nuestros bolsillos.